Ícono del Cristo Orante - Capilla del Eremitorio, Monasterio del Cristo Orante

sábado, 1 de septiembre de 2012


“Si no te es posible por cualquier razón orar en un templo, ora igualmente. Quien tiene el corazón puro y realiza buenas acciones le serán escuchadas sus oraciones, dondequiera que él ore. Y tú, en el lugar en el cual te encuentres: sobre el mar, por la calle, o en la casa, sea que camines, sea que estés sentado, ora incesantemente, con conciencia pura diciendo: ¡Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten piedad de mí!”

San Nilo Sorskij





1 comentario:

  1. ¡Señor Jesucristo, Hijo de Dios, ten piedad de mí!”

    RECONOCEMOS NUESTROS PECADOS Y RECONOCEMOS QUE XTO. ES HIJO DE DIOS Y POR LO TANTO NOS LIMPIARA Y PERDONARA TODOS Y CADA UNO DE NUESTROS PECADOS.-

    ResponderEliminar