Ícono del Cristo Orante - Capilla del Eremitorio, Monasterio del Cristo Orante

domingo, 30 de septiembre de 2012



“Velad sobre vosotros mismos, ocupaos ante todo de vuestro corazón. Para discernir los movimientos de vuestro corazón, leed los escritos de San Juan Clímaco, de San Isaac el Sirio, de Barsanufio y Juan, de Diádoco, de Filoteo, de abba Isaías, de Evagrio, de Casiano y de Nilo, que se encuentran en la Filocalia. Aplicaos a vosotros mismos todo lo que dicen. Cuando leáis, no os contestéis con conservar en el espíritu una idea general de lo que dicen los autores, sino haced siempre de ello una regla personal que podáis aplicaros a vosotros mismos. Si hacéis esto, la idea general que os hayáis formado tomará siempre matices nuevos.”
Teófano el recluso

No hay comentarios:

Publicar un comentario